¿Te apetece seguir leyendo el Blog para Padres?

Consejos para una madre cuando su hijo se va de curso académico

aeropuerto

 Estoy escribiendo este post pensando en mi hijo, que se fue el año pasado, y en mi hija que se va el próximo curso. Después de ver, durante 25 años, a un montón de estudiantes y a sus padres, creo que es positivo que os escriba este post, con consejos prácticos, para que vayáis trabajando aspectos que os pueden ayudar antes de su partida y que todo sea más fácil y tranquilo.

 Qué difícil es, a veces, tomar la decisión de enviar a un hijo a estudiar al extranjero cuando aún es joven, y más si es a un país no europeo como Estados Unidos, Canadá o Australia, donde las estancias son más largas y a veces se pasan el curso académico, los 9/10 meses, sin volver a casa.

No todos los motivos que nos llevan a mandar a nuestro hijo/a a estudiar al extranjero son los mismos: crecimiento personal y experiencia, aprender un idioma, mejorar su expediente académico, solventar problemas académicos, aprovechar una BECA, etc. Por lo tanto, no siempre tendremos el mismo tiempo para prepararnos emocionalmente, ni de llevar el tema como habría que hacerlo. Pero, sea como fuere, te aconsejo que los pasos los hagas igual.

Cuando se toma la decisión de forma precipitada, por tema estudios o un rendimiento académico bajo, es decir, para salvar el curso, el proceso es desde luego más acelerado. Pero igualmente hay que hablarlo con ellos/as y poner las cartas sobre la mesa.

Pasos : 

1) Plantea el tema de forma positiva desde el primer momento, en cuanto pienses en ello.

– No esperes a comunicarle tus pensamientos. Compártelos en seguida, así tu hijo puede hacerse a la idea a la vez que lo hagas tú. Empieza a hablarlo como algo posible, una oportunidad.

– Indícale los puntos que te han llevado a tal decisión. Exponle de forma sencilla y sincera porque crees que puede ser positivo en su desarrollo.

– Quítale hierro y se positiva. Cuando hables sobre el tema, hazlo de forma tranquila y positiva. Relativiza sus dudas, escúchale pero siempre en positivo:

– Es genial la experiencia que vas a tener…

– Cuando vuelvas, te darás cuenta que todo sigue igual…

– Tienes mucha suerte de tener esta oportunidad…

– Con Skype podremos hablar y vernos cuando quieras…

 

2) Asiste con tu hijo a alguna reunión con la empresa que está organizando el programa

– Saber y conocer a las personas que van a apoyarle mientras está fuera le dará la sensación de participar en algo que le concierne.

– Si lo estáis haciendo sin asistencia  y apoyo, comunícale cada paso importante que deis.

– Si hay hermanos es positivo que todos participen y vivan el proceso como algo positivo y único.

 

3) Organiza su maleta con tu hijo

No le organices su maleta, deja que participe, hacer las compras que podáis juntos. Comentar lo va a necesitar, el tiempo que hace en la zona, aspectos de su viaje, experiencias que puede tener, situaciones en las que se puede encontrar, etc.

 

4) Si va a familia

Contacta enseguida con la familia, agradécele su hospitalidad, comunícale tus expectativas, preocupaciones y hazles preguntas sobre su vida, costumbres, su familia… explícale cómo es tu hijo/a. Hacer Skype con ellos es muy enriquecedor para todos.

Apoya a la familia y conócela, van a ser los padres de tu hijo durante un año.

 

5) Navega por Internet

Tanto si tu hijo va a ir a un colegio público o privado, navegar juntos por la Web, mirar la zona por Google MAPS (sobre todo si van a EEUU), etc. Hace unos años esto no se podía hacer, ahora que existen todas estas ventajas, vale la pena utilizarlo, también da tranquilidad y seguridad.

 

6) Días antes de la salida

Intenta que no hayan nervios en casa y que nadie esté triste sino alegre por esta estupenda oportunidad y experiencia.

Asegúrate que tiene en orden: visados, pasaporte y teléfono con cobertura del país al que van, etc. Si vais con una organización ellos ya os habrán avisado de todo lo que necesitará tu hijo/a, sobre todo en países de fuera de la comunidad europea.

 

7) El día de la salida

Este día es un día especial, hay padres que prefieren acompañarlos o a veces va sólo uno de los 2 conyugues, hay organizaciones que les acompañan, y en otros casos el estudiante viaja solo, con servicio de azafata . Todas las formas son válidas, cada familia ha de escoger la  que sea más cómoda para ellos, intentando siempre que nadie esté triste o lagrimoso. Si sabemos que alguno es más sensible, y puede no estar con cara alegre en la despedida, es mejor no ir al aeropuerto o no acompañarlo.

Creo que son consejos prácticos, cómodos y que os pueden ayudar mucho.

Animo y felicidades por la decisión que habéis  tomado, es sin duda de las mejores oportunidades que vayáis a dar a vuestro hijo y sin duda lo recordará toda la vida.

Deja un comentario

SUBIR