Viajar al extranjero siendo menor

por / Miércoles, 30 noviembre 2016 / Publicado enViajar
c89dhjtdkkc-chanan-greenblatt (1)

Qué duda cabe de que hoy en día el mundo es mucho más pequeño que hace 30 o 40 años. En los años 80 cualquiera que fuera a EEUU para un verano, camp  o un curso académico era poco menos que un aventurero además de muy afortunado.

Hoy en día ya no es así, con la llegada de la competencia al mundo de la aviación se ha abierto el mercado, y si bien los vuelos a América siguen siendo algo más caros no son lo prohibitivos que eran en los 80. Esta situación junto con el hecho de que los padres somos más conscientes de la importancia que tiene viajar, conocer otras culturas y sobre todo aprender un idioma extranjero, ha hecho que los niños viajen al extranjero. No solo adolescentes sino también niños pequeños de edades tan tempranas como los 8 o 10 años.

En general, en los casos de los menores de 18 años que viajen al extranjero para cursos de idiomas, camps o para un curso académico, es importante tener varias cosas en cuenta.

 

Si va solo:

  • En primer lugar, siempre que sea posible el menor debe viajar con un móvil con el servicio roaming activado y datos.
  • La batería debe estar cargada al iniciar el viaje, y el menor no debe usar el móvil para jugar durante el viaje, puede encontrarse en un apuro y no tener batería para llamar a sus padres y no acordarse del número de teléfono.
  • Siempre que sea posible, aunque sea dentro de Europa o del Espacio Schengen y no sea obligatorio, se debe viajar con el pasaporte. Con la normativa europea actual se entiende que si un menor viaja con pasaporte tiene permiso de sus padres o tutores que han firmado en el momento de la emisión.
  • Tampoco está de más llevar una carta firmada por ambos padres autorizando el viaje, motivo del mismo, duración y datos de la persona que lo recoge o del lugar donde va a estar alojado. Cada vez es más frecuente que en los controles de pasaporte se pida esta información que sin ser obligatoria, es una garantía añadida a la seguridad del menor.
  • Destacamos el hecho de asegurarse en el momento de comprar el billete si la compañía ofrece el servicio de UM (menores sin acompañar) especialmente si hay alguna escala, cada vez más compañías aéreas dejan de ofrecerlo.
  • Además, recomendamos que viaje con los datos de la persona que lo recoge escrito en papel (por si el móvil falla). Indicarle que solo pida indicaciones a personas uniformadas, personal del aeropuerto y en caso de duda llamar a casa.
  • Y lo más importante, confiar en ellos (los niños), pues tienen más recursos de lo que los padres pensamos.

 

Si van en grupo o acompañados:

  • Teléfono móvil.
  • Pasaporte en vigor.
  • Comportarse en el avión, ir en grupo hace que a veces los niños no se porten adecuadamente y ha habido casos de compañías aéreas que han vetado un pasajero a la vuelta por mal comportamiento a la ida.
  • Asegurarse que el acompañante tiene los datos de la persona que lo va a recoger, y la autorización para viajar con ese menor, como he dicho en el punto anterior, a veces en aduanas, ponen impedimentos o hacen preguntas.
  • En caso de duda, preguntar a la organización que se ha ocupado del programa.

Deja un comentario

SUBIR