¿Por qué los cursos de verano en el extranjero son una buena opción para aprender idiomas?

por / Domingo, 21 abril 2019 / Publicado enLa educación de tus hijos, Summer camps, Viajar
cursos verano

Hablar de cursos de veranos es hablar de un entorno lúdico, de deporte, aventuras e idiomas.

Por nuestra experiencia en el sector desde MCM distinguimos tres tipos principales de cursos de idiomas:

1.El curso de idiomas clásico (el estándar).

En este caso, el estudiante viaja a un país extranjero para vivir la experiencia. Allí, vive en una escuela o con una familia de acogida y estudia de dos a cinco horas diarias en un aula.

En función de la edad del estudiante, existen excursiones y diferentes actividades deportivas por la tarde.

Los estudiantes más adultos disponen de tiempo libre por la tarde para poder visitar las ciudades o hacer otro tipo de actividades acordes a su edad.

2.cursos que se organizan en universidades y colegios.

Este tipo de cursos están enfocados a estudiar una materia concreta en un idioma extranjero. Por ejemplo, el estudiante realiza el curso en una universidad o escuela de verano enfocando su interés en un curso de teatro, de física cuántica, etc.

Es decir, se estudia una temática concreta en el idioma elegido.

Con este tipo de cursos se mejora el idioma de una forma natural. El entorno nativo es de un porcentaje muy alto (75-80%), y también existen actividades y deportes por la tarde.

3.Los campamentos de aventura.

Este tipo de “cursos de verano” se realizan en campamentos principalmente de los Estados Unidos o Canadá, en un entorno prácticamente nativo al 100%.

Gracias a la cultura norte americana de naturaleza y aventura existen actividades cómo:

—Excursión de tres semanas en kayak (para un chico de ciudad es una experiencia inmensa).

—Navegar en un barco durante tres semanas.

—Excursión en bicicleta durante dos o tres semanas.

 

Este tipo de cursos de veranos son la opción más valorada por los pequeños de la casa, dado que la aventura es muy atractiva.

En un campamento con niños nativos, nuestro hijo gozará de unas dieciséis horas diarias con inputs en un idioma extranjero, de modo que su aprendizaje será orgánico y divertido y se acelerará de forma notoria.

El 80% de personas que nos contratan para gestionar sus cursos de verano se decantan por las opciones dónde el entorno es nativo, es decir, desde cursos universitarios hasta los campamentos de verano en plena naturaleza.

Para los más jóvenes, los retos incluidos en un campamento de verano suponen un importante reto personal que les ayuda a crecer y a fortalecer su autoestima.

Desde MCM os animamos que os informéis sobre esta tipología de cursos de idiomas para que vuestros hijos tengan una experiencia inolvidable.

 

 

Deja un comentario

SUBIR