Cómo educar al adolescente en la autoestima y la seguridad

por / Domingo, 14 septiembre 2014 / Publicado enLa educación de tus hijos, Sucesos sobre educación
adolescente

Una edad complicada, pero… ¿cuál no lo es? Saber llevarla hace que podamos disfrutar de la compañía del adolescente, que puede ser muy divertida. Buscar siempre el lado irónico de las cosas, dar por hecho que pueden hacerlo, sacarle hierro a lo dramático, compartir nuestras experiencias, mostrar empatía a sus problemas… es la forma más fácil de llegar hasta ellos.

Los adolescentes pueden llegar a sentirse muy tristes, decepcionados, contradictorios y solos sin ningún motivo importante aparente para ello, y sin querer,  hieren a los que les rodean, sobre todo a los padres.

Hay que tomarse estos altibajos de humor como puntas  normales en su desarrollo, algo natural. No ponernos a su altura, hacerles ver nuestra decepción a su comportamiento, ser firmes en nuestros principios sin humillar y sobretodo, no alargar una discusión con rencores o enfados eternos que no llevan a nada y que hacen que se cierren más.

Mostrarles nuestra confianza hará que se sientan responsables en sus acciones. Si haciéndolo así nos llegan a defraudar, deberemos recapitular, volver a cortar libertades. Los adolescentes saben mucho de justicia, todo lo encuentran justo o injusto, así que si antes de establecer normas las compartes con ellos les das seguridad. Igualmente, si las saben seguir, cumplir y acatar les da seguridad.

Los padres tenemos que ser el palo firme al que se atan para crecer firmes y rectos, con seguridad y confianza.

Deja un comentario

SUBIR