Viajar al extranjero siendo menor

Miércoles, 30 noviembre 2016 por

Qué duda cabe de que hoy en día el mundo es mucho más pequeño que hace 30 o 40 años. En los años 80 cualquiera que fuera a EEUU para un verano, camp  o un curso académico era poco menos que un aventurero además de muy afortunado.

Cada año por estas fechas muchos padres nos preguntan las razones por las que deberían enviar a sus hijos a estudiar al extranjero. Obviamente no se trata de nada obligatorio, pero reconocemos que es una experiencia más que recomendable. A estas alturas queda claro que estudiar en el extranjero tiene muchísimas ventajas. Os enumeramos sólo

Lejos de los que se piensa, muchos estudiantes son potenciales candidatos a becas ¡y no lo saben! No únicamente los estudiantes con muchos sobresalientes o que juegan a un deporte de forma excepcional son candidatos. Muchas veces lo que busca una beca es un candidato completo, que reúna varias cualidades, que sea completo en muchos aspectos y

Muchas familias  envían a su hijo/a  a estudiar un curso académico en el extranjero (o un trimestre). Hacerlo implica sacrificios y renuncias, un acto de generosidad por parte de los padres que los hijos no olvidarán nunca. Pero como todo en la vida, los principios son duros, y nuestros hijos tendrán que aprender a ¨sacarse las

Llega principio de curso, y como cada año empezamos a organizar las tardes de nuestros hijos, como si dejarles sin hacer nada fuese un problema… Entonces empezamos a pensar: debería hacer algún deporte, también estaría bien una extraescolar de idiomas, pero ¿un día por semana o dos? Dicen que un día es poco, pero dos…

Siempre digo que, si comparamos el crecimiento de un niño desde su primer año de vida hasta  los 5 y el de un niño de 11 años hasta los 16 años, el cambio que vemos es igual de increíble en ambas etapas del crecimiento. Pero entre ambas existe una gran diferencia, mientras que al niño

Cualquier padre puede imaginarse (o conoce) lo que se siente cuando un hijo trae a casa el boletín de notas con suspensos. ¿Qué pasa? Fallamos nosotros como padres, falla nuestro hijo/a, el colegio, el sistema… ¿Qué podemos hacer? Lo primero es analizar la situación sin culpar a nadie. Dependiendo del curso que esté realizando nuestro hijo

Curiosidad, necesidad y ayuda. Desde hace 25 años, realizo  Test de personalidad a cada uno de nuestros alumnos que van a realizar un Curso Académico en el Extranjero. Ahora que estoy delante de otro test y pensando en el chico que tengo delante y en sus padres, siento la responsabilidad de mejorar todo lo que pueda

Con cualquiera que nos hable de sentimientos que hemos experimentado sentiremos afinidad y empatía. Muchos de los anuncios de bebidas refrescantes, coches, ropa o colonias, no nos hablan de la prenda o el material de la que está hecha, sino de lo que sentiremos, o sentirán, cuando lo usemos, consumamos, probemos… Es natural y lógico, buscan empatizar

Hoy quiero hacer hincapié en esta rutina, tan sencilla y tan enriquecedora sobre todo para los adolescentes. Numerosos estudios certifican lo beneficioso que es cenar o comer en familia. Cuando hay varios hermanos, se intenta que vayan todos a una, si no el tema cocina es un lío, por lo tanto hay que ir amoldándose a sus

SUBIR