LAS UNIVERSIDADES EN EL EXTRANJERO.

por / Sábado, 17 agosto 2019 / Publicado enLa educación de tus hijos, Sucesos sobre educación
universidades extranjero

Una interesante opción para seguir ampliando los estudios en verano es la experiencia de estudiar en universidades extranjeras.
Por un lado, están las universidades de verano, orientadas a chicos de 15 a 17 años. Una manera de testar cómo funciona una universidad en los Estados Unidos, así como ver lo que supone vivir en un Campus. Podríamos calificarlo de prueba piloto con programas de enriquecimiento, en la que puedes cursar desde asignaturas difíciles como física cuántica a otras más asequibles como teatro. Estos cursos suelen celebrarse en reconocidas universidades como la de George town y el requisito principal es tener buenas notas y un nivel de inglés aceptable.
Gracias a esta «prueba piloto» algunos alumnos acabarán estudiando en Estados Unidos, Inglaterra, Holanda o simplemente les será útil como prácticas de verano.
Al final, cuando vas a buscar trabajo lo que tienes que hacer es diferenciarte respecto a otros candidatos de tu generación con un nivel de estudios alto. Así que estos cursos suman en el currículum académico y aportan un valor añadido. Muchos de nuestros alumnos que estudiaron estos cursos de verano pudieron beneficiarse curricularmente de la experiencia.
La segunda cuestión, a nivel universitario se centra en aquellos estudiantes que desean estudiar la carrera en el extranjero, y que eligen universidades de los Estados Unidos, Inglaterra y Holanda.
En los tres países mencionados, el idioma vehicular es el inglés, y la elección del destino depende del coste. Estados Unidos se posicionaría como la elección más cara, dado que es complicado obtener becas para financiar la experiencia. En este país, la media sería de unos 50.000 euros anuales.
A continuación, encontramos la opción británica que oscila entre las 10 o 12 mil libras de matrícula más el vivir ‒mientras no se ejecute un Brexit claro‒. Por tanto, el total de la experiencia anual asciende a unos 20 mil euros.
Por último, el estudiante tiene la opción holandesa a un precio parecido al español ‒unos 2000 euros de matrícula anual‒ más el coste de vivir en el territorio. Así que serían entre diez y doce mil euros. De entre las mejores doscientas universidades del mundo, España sólo obtiene un resultado, mientras que los tres países referidos incluyen varias universidades del listado.

«Estudiar en los mejores países del mundo, en según qué carreras, no sólo compensa su coste, sino que es aconsejable»

Cada generación tiene más estudiantes fuera de su propio país, y dicha dinámica construye una mayor filosofía global académica ‒sobre todo a nivel europeo‒.
Este tipo de estudiantes más internacionales entenderán mejor el sentimiento de formar parte de la comunidad europea, tras haber vivido en diferentes países de la Unión. Personalmente, creo que lo que más compensa a un Estado o una familia es invertir en la cultura y en los conocimientos de la juventud, dado que serán ellos quienes mejorarán nuestro futuro.

Alejandro Ferrer
CEO MCM

Deja un comentario

SUBIR