¿Te apetece seguir leyendo el Blog para Padres?

¿Educamos en Navidad?

por / Jueves, 18 diciembre 2014 / Publicado enLa educación de tus hijos, Sucesos sobre educación
Felices Fiestas

Cada familia tiene sus costumbres navideñas, no hay normas ni reglas, pero en cualquiera de los casos, es siempre  un momento “pedagógico” precioso. Se viven muchas emociones y es un tiempo especial de reencuentros, con ratos para hablar, meditar y educar con paz, que es la mejor manera de hacerlo.

Educar cuando están receptivos y cuando nosotros estamos tranquilos es éxito seguro.

Planéate las Navidades con tiempo, piensa en los momentos importantes, lo que puede pasar y cómo reaccionarás, toma medidas y no improvises.

Piensa en los momentos en los que puedes perder los nervios, adelántate a ellos pensando en soluciones posibles y, sobre todo, involucra a tus hijos (en lo posible) en lo que hagas. Tómate tu tiempo para educar.

1)    NO IMPROVISES

Si has de organizar maletas, ropa, cenas, etc. Haz que todos colaboren. Empieza a decirlo con tiempo, para que todos sepan que van a tener que ayudar. Así te ahorraras riñas e insistencias.

2)    TOMA MEDIDAS

Si crees que puede ayudarte (todos pueden hacerlo en su medida), pon obligaciones para todos: recoger, ayudar, ordenar, deberes… intenta no castigar estas fiestas, pero avisa de que quieres que obedezcan.

3) ADELÁNTATE

Cuando quieras que hagan algo, no esperes a ver si lo hacen, recuérdales y  acompáñales a hacerlo (si son pequeños) . Por ejemplo ir a saludar a los invitados, no esperes a que lo hagan, avísales cuando vayan a venir para que no se olviden de hacerlo. Repasa que lo hagan.

4)    HAZ LAS COSAS CON TIEMPO, ¡AHORA PUEDES!

Tómate todo con tiempo estas fechas, no corras, empieza todo 10 minutos antes. Las prisas nos hacen perder los nervios y se acaba creando un ambiente poco apetecible para todos, que después nos hace sentir culpables. No vale la pena, hazlo todo con tiempo.

5)    REGALA TU TIEMPO

Además de los regalos debajo del árbol, el mejor regalo siempre es TU TIEMPO. Da igual la edad que tengan tus hijos, siéntate con ellos a hacer lo que les apetezca, hablar, jugar, ver una película, leer, etc. Cuando acabes de jugar, charlar o lo que hayas hecho con ellos, se sentirán más cercanos a ti. Nuestra empatía les acerca a nosotros y son más sensibles a nuestros sentimientos y palabras, es el momento de educar:

– ¿Recogemos? (y seguís hablando de la película, del juego o de lo que quiera…)

– Cómo me ha gustado jugar contigo, ¿y a ti?, pero ahora vamos a recoger, ¿vale?

– Qué gusto hablar con calma. Me ha encantado todo lo que me has contado…

6)    ACÉRCATE A TU ADOLESCENTE

Seguro que estas fechas tu hijo adolescente te va a pedir para salir, es normal, tener grupo y amigos forma parte de su crecimiento.

Antes de decir que SÍ o que NO, conoce con quién va y dónde va,  invita a sus amigos a casa y déjale muy claro las normas: alcohol, horarios, etc.

Comenta estos temas con antelación, días antes de que suceda, improvisar no funciona, así él puede avisar a los amigos de lo que puede o no puede hacer, tiene claros tus puntos de vista y los limites.

Déjale descansar, estará de mejor humor, si duerme es porque lo necesita, es difícil dormir sin sueño.

Espero que disfrutéis de estas vacaciones de Navidad en familia, con mucha paz y amor.

¡Feliz Navidad a todos!

Deja un comentario

SUBIR