EL MÓVIL : a qué edad, por qué sí y por qué no.

por / Martes, 21 octubre 2014 / Publicado enLa educación de tus hijos, Sucesos sobre educación
zapatófono

–          ¡Mamá necesito un móvil!

–          ¿Para qué?

–          ¡Todos mis amigos tienen!, todo el mundo tiene, puedo descargarme juegos, Instagram, fotos…

–          Bueno ya veremos…

… Y ahí se queda una y otra vez la misma conversación, agotadora y cansina.

¿Quién dicta la edad a la que hay que dar un móvil a nuestros hijos?, ¿hay alguna razón documentada para que se lo deniegue o para que se lo permita? No te dejes llevar por lo que hacen los demás, haz lo que creas que se ha de hacer y si tienes dudas aquí te doy algunas guías que te pueden ayudar a tomar la decisión correcta.

CADA CIRCUNSTANCIA ES DIFERENTE

Cuando éramos jóvenes no existían los móviles y seguimos vivos, por lo que no son imprescindibles para vivir, CIERTO, pero tampoco había ordenadores y hoy no te imaginas trabajar sin ellos.

El móvil es una herramienta estupenda para:

–          Saber dónde están nuestros hijos. En algunos puedes ponerles un localizador.  Os lo recomiendo.

–          Para que contacten con nosotros.

–          Para que ellos nos avisen de cualquier cosa.

–          Para avisarles, etc…

A los 11 años empecé a dejar despegar a mis hijos, se iban algunos veranos fuera, empezaron a hacer trayectos solos por la calle (volver del colegio, ir a casa de unos amigos que vivían más o menos cerca…) entonces el móvil se convirtió para mí en una herramienta perfecta para comunicarme con ellos.

El móvil se lo damos al principio, no porque ellos nos lo pidan sino, porque es para nosotros una estupenda herramienta, que nos da tranquilidad.

Además adquieren una responsabilidad de cargarlo, no perderlo, cuidarlo…porque sino lo hacen, pierden su libertad otra vez.

Pero… ¿y si acompañas siempre a tus hijos: extraescolares, colegio, etc… y crees que no lo necesitan? Puedes alargarlo un poco pero llegará un punto en que el móvil será foco de discusión, un objeto de deseo… y no es lo conveniente.

Cada padre tiene que ver cual es la razón por la que cree que su hijo necesita un móvil. Ha de ser una necesidad no un juguete, pero no hay que caer en el NO porque NO.

Tampoco es sano para ellos que a los 12/13 años les estemos llevando de la mano a todas partes. Así que a los 11/12/13 años es una buena edad para tener el primer móvil.

 

NO HAY QUE CREAR TANTA EXPECTACIÓN

Recuerdo que cuando nadie tenia móvil y todos los niños suspiraban por una “Blakberry “ mis hijos ya tenían móvil. Atajé ese camino tremendo de discusiones, que veía a mi alrededor con niños más mayores que los míos y les di el teléfono más viejo que tenia en ese momento por casa.

No hace falta que tengan siempre exactamente lo que desean, puede ser un sucedáneo,  un “zapatófono” es perfecto para empezar, no les compréis un teléfono nuevo y flamante. No les gustará, seguro, pero será un teléfono.

Mi hijo pequeño me comentó:

–          Mamá no quiero este teléfono, ¡pero sino tiene ni cámara de fotos!

–          Bueno y ¿para qué necesitas la cámara de fotos?

–          Pues no sé…, qué vergüenza de móvil, es de hace mil años. No se lo voy a enseñar a nadie.

–          Me parece perfecto, no hay que ir fardando… ja ja ja

… y nos reímos un buen rato, porque realmente era un móvil antiguo que habíamos encontrado  en un cajón y que por casualidad tenia el cargador. Era “in-enseñable”.

 

NO HAGAS DEL MOVIL UN REGALO EXTRELLA

Cuánto más alargues sus ganas de tenerlo PEOR. Si se lo das, si le das el que a ti te parece bien, uno o dos modelos por detrás de lo que sea lo actual, tendrás la batalla ganada, se habrá acabado la discusión.

– O esto o nada, ¡tú elijes!

Lo mejor es llevar el tema como si fuera algo normal y natural, porque lo es, el móvil forma parte de nuestras vidas.

Si no le das importancia: (niño 11/12 años)

–          Toma, quiero que lleves este móvil porque ahora ya bajas solo del cole.

–          ¿Por qué este móvil? Es viejísimo.

–          Es lo que hay, más adelante, si lo cuidas ya veremos.

Dales siempre un móvil tuyo, usado, o que te den con puntos… si tienes alguno que pueda reciclar mejor.

(Fin de la primera parte)

Deja un comentario

SUBIR